domingo, 27. noviembre 2016
Hechos de los Apóstoles

Este libro arranca como si se tratara de una segunda parte del Evangelio de Lucas, apelando al mismo Teófilo. Empieza con el funcionamiento básico de la iglesia primitiva bajo el liderazgo de Pedro. La primera comunidad cristiana se comporta con un modelo autogestionado de tipo comunista, pero chocará con los dolores del crecimiento cuando se le reclaman servicios tanto por parte de hebreos como de griegos. Y, por supuesto, surgen los primeros choques con el judaísmo clásico, como muestra el episodio del apedreamiento de Esteban. Pedro, sin embargo, es un rey de las fugas, y escapa más de una vez de la prisión por el “método angelical”, eficacísimo y sin rastro.

A medida que avanza, la narración se centra en Saulo, después conocido como Pablo de Tarso. Éste pasa de perseguir a discípulos de Jesús a ser el apóstol de los paganos, por la vía de oír voces del Señor, de recibir luces fulgurantes y, en la primera ocasión, de caerse (la expresión “caerse del caballo” ha hecho mucha fortuna, pero aquí no aparece ningún equino). En suma: Pablo ve visiones y oye voces en su cabeza. Eso sí, será un poco más listo que Esteban y, en vez de enfrentarse al auditorio, decidirá, si hay problemas, apelar a autoridades más altas. En tareas de misionero, pasa por idénticos problemas a los que tendrían los de siglos posteriores: en algunos sitios son adorados como dioses, en otros no se les hace casi ni caso (en Atenas hay novedades de todas partes), hay encuentros con exorcistas ambulantes, quema pública de valiosísimos libros de magia, tumultos con orfebres que elaboran estatuas de dioses, etc. El gobernador Porcio Festus recrimina a Pablo: “¡Pablo, estás loco! Tanta letra te hace perder la cabeza”.

Por supuesto, el conflicto mayor surge en la vuelta a Jerusalén (que aún mantiene el templo en pie, pocos años más tarde sería arrasado por los romanos). Los saduceos (que no creen en la resurrección, ni en los ángeles, ni en espíritus) quieren matar a Pablo, los fariseos, no. Hablando entre judíos, Pablo siempre creará división entre los que le creen y los que no. Eso le pasa incluso en Roma, donde el relato acaba de forma abrupta, sin explicar su martirio. El narrador es a ratos omnisciente y, sin previo aviso, se convierte en primera persona del plural, como un acompañante más de Pablo. No se puede saber si había un final perdido o si no se pudo o no se quiso escribir la conclusión. En cualquier caso, el texto de los Hechos tal como está es valiosísimo. Deja constancia que es en Antioquía donde por primera vez los seguidores de Jesús son conocidos como cristianos, y lega a la cultura audiovisual la imagen de las lenguas de fuego situadas sobre las cabezas de los discípulos para ilustrar el Espíritu Santo. No me cabe duda de que la imagen es producto de una mala traducción, pero los cuadros ya están pintados.

... Link (0 comments) ... Comment


domingo, 20. noviembre 2016
Post-Finales de la ATP 2016

Las finales de la ATP, el torneo de la élite del tenis, muestran cómo llegan los deportistas a final de temporada. Ha ganado Andy Murray el último partido por 6-3 y 6-4 en 1 hora 43 minutos, algo que visto ahora parece una obviedad. Sin embargo, en las horas previas, tras la paliza que se pegó Murray en las semifinales ante Milos Raonic (11-9 en el tie-break del 3r set, remontando 1 bola de partido adversa), se abrían las posibilidades para un Novak Djokovic aparentemente más fresco. Un espejismo, ya que el serbio se presentó con un primer servicio poco fiable.

La temporada 2016 se puede dividir en dos mitades muy diferenciadas. La primera, con un Djokovic imperial, consiguiendo, tras su victoria en Roland Garros, ser el defensor de los 4 títulos de Grand Slam, algo que ningún otro tenista en el siglo XXI había logrado aún. A partir de ahí, el serbio se vuelve humano en Wimbledon, y le salen males acumulados, especialmente en un codo. Poco después, Federer se pierde lo que resta de temporada, Nadal renquea… Y Andy Murray gana por segunda vez el oro olímpico y hace un final de temporada arrasador (títulos en Pekin, Shanghai, Viena, Paris-Bercy, Finales de la ATP). El escocés lleva una racha de 24 partidos ganados consecutivos. Por lo tanto, a día de hoy, Andy Murray es el mejor tenista del mundo.

¿Y en los próximos meses, qué? Por lo general, Murray estará tranquilo porque Djokovic ha de defender muchos puntos sin el aura de invulnerable de la que ha gozado en los años 2011 y 2015 (años preolímpicos, curiosamente). No creo que a Djokovic y a Murray les preocupe la vuelta tras las lesiones de Nadal o Federer, sino que los jóvenes veinteañeros con todo que ganar ya están ocupando posiciones inmediatamente detrás de los focos. Sólo había dos treintañeros en las finales de la ATP, los portentos físicos de Stan Wawrinka y Gael Monfils… los dos eliminados a las primeras de cambio. Y me da en la nariz que a finales del año que viene ni el suizo ni el francés estarán en el Top-8. Veremos quién ocupa sus posiciones.

Top 3 de esa semana:
1 – Andy Murray
2 – Novak Djokovic
3 – Milos Raonic

... Link (1 comment) ... Comment


miércoles, 16. noviembre 2016
"The Art of War"

Sun Tzu said: In the practical art of war, the best thing of all is to take the enemy's country whole and intact; to shatter and destroy it is not so good. So, too, it is better to recapture an army entire than to destroy it, to capture a regiment, a detachment or a company entire than to destroy them. Hence to fight and conquer in all your battles is not supreme excellence; supreme excellence consists in breaking the enemy's resistance without fighting.

Estoy convencido que Sun Tzu se habría escandalizado al conocer la historia de Europa desde la caída del imperio romano. El estratega militar chino ya dejó escrito, en el siglo V a. C., que el general que actúa de forma más elevada es el que anula los planes del enemigo, la segunda mejor es prevenir la unión de las fuerzas enemigas, la siguiente en orden de preferencia es atacar en el campo de batalla al ejército enemigo, y la peor de todas es asediar ciudades amuralladas. Sun Tzu habría pensado lo mismo que cualquier lampista al que se le pide auxilio: “¿quién le ha hecho esta chapuza?”.

A lo largo de los trece capítulos del tratado, Sun Tzu enumera las diversas variables que un líder militar debe conocer y estudiar con detenimiento para llegar al arte supremo de no cometer errores. Eso incluye la ley moral, las condiciones meteorológicas, los accidentes geográficos, la personalidad del comandante en jefe y los métodos de trabajo y la educación en la disciplina. Se plantean situaciones en las que atacar y en las que no atacar. El objetivo no son las campañas militares largas, el objetivo es la victoria. El capítulo final está dedicado exclusivamente al uso de los espías y a la gestión de la información. La gracia es jugar al despiste.

Si de lo que se trata, esencialmente, es de no tener la necesidad de luchar, es porque se cree que es mucho mejor mantener los recursos humanos y naturales intactos para poder gozar de ellos una vez acabado el conflicto. Nada que ver con la pasión, por estas latitudes, de ver al enemigo aniquilado. Sin enemigo no hay conflicto, independientemente de lo que haya costado. Si la apelación a dar un trato amable al soldado capturado nos hace sonreir por ingenua, es que alguna cosa hemos de aprender de las otras culturas. “The Art of War” se lee en menos de una tarde, y sus enseñanzas van más allá de la pura estrategia militar. No es tan diferente de aquella fábula de Samaniego que se remataba así: “…en la paz se prepara el buen guerrero, / así como en la calma el marinero, / y vale por dos el prevenido”.

Thus it is that in war the victorious strategist only seeks battle after the victory has been won, whereas he who is destined to defeat first fights and afterwards looks for victory.

... Link (0 comments) ... Comment


viernes, 11. noviembre 2016
"Todas las almas"

El que aquí cuenta lo que vio y le ocurrió no es aquél que lo vio y al que le ocurrió, ni tampoco es su prolongación, ni su sombra, ni su heredero, ni su usurpador".

Cuando tuve la oportunidad de charlar con Javier Marías, hace unos años, con motivo de la promoción de “Los enamoramientos”, el único libro suyo que él me citó explícitamente fue “Todas las almas”. Lo hizo porque hablamos de las apariciones de Francisco Rico en diversas novelas suyas, y me apuntó que donde apareció primero fue en “Todas las almas”. En realidad, no está citado explícitamente, pero queda claro quién es.

“Todas las almas” cobra cuerpo por los dos años que el Javier Marías real vivió en Oxford dando clases en la Universidad. La separación entre lo verídico y lo inventado es brumoso o indistinguible, tal es la fuerza de algunas escenas creadas por el autor. Al lector le puede surgir la duda de si lo que se le está explicando son vivencias de un profesor exiliado, el relato de un adulterio, las desventuras de un bibliófilo, el peso presente de un acontecimiento pasado… o todo ello. Es decir: “Todas las almas” (1989) ya es Javier Marías en estado puro.

Hay elementos temáticos que aparecerán mucho más desarrollados en su obra posterior, como en “Corazón tan blanco” (el traductor vigilado) o en la trilogía “Tu rostro mañana” (los interrogatorios de los espías de oficina). En este momento, el escritor ya define con qué ingredientes vestirá su carrera posterior, sólo falta perfeccionar aspectos formales, de rematar escenas y de generar mejores efectos en la secuenciación. Para mí “Todas las almas” es aún un trabajo de exploración más que de hallazgo, pero ningún lector aficionado a Javier Marías debe perdérselo.

Fue aquella noche cuando me di cuenta de que mi estancia en la ciudad de Oxford sería seguramente, cuando terminara, la historia de una perturbación, y de que cuanto allí se iniciara o aconteciera, estaría tocado o teñido por esa perturbación global y condenado, por tanto, a no ser nada en el conjunto de mi vida, que no está perturbada, a disiparse y quedar olvidado como lo que las novelas cuentan, o como casi todos los sueños. Por eso estoy haciendo ahora este esfuerzo de memoria y este esfuerzo de escritura, porque de otro modo sé que acabaría borrándolo todo”.

Tu rostro mañana

... Link (0 comments) ... Comment


domingo, 23. octubre 2016
Fun House
The Stooges The Stooges - Fun House

En el álbum de debut de The Stooges estaba “I Wanna Be Your Dog”, su mejor tema, el más preciso, además de “1969” o “No Fun”. Su tercer álbum, “Raw Power”, es el que tiene el título más definitorio de la cualidad del grupo, y contiene “Search and Destroy”. Palabras mayores. Por qué yo (y creo que no soy el único) prefiero “Fun House” por encima de los otros trabajos del catálogo de The Stooges tiene que ver con elementos irracionales, con sensaciones poderosas que este álbum despierta en mí como ningún otro.

Desde las primeras notas de “Down on the Street”, esos riffs, esa batería, esos aullidos de Iggy Pop, sabemos que ésta no es una canción de The Sonics, ni de The Rolling Stones. El rock y el blues están allí, pero no como corsé, sino como trampolín para otra cosa, más amenazadora e irrefrenable. Como a alguien a quien le dices que pare algo pensando que está bromeando pero no, ya hace tiempo que no bromea, y no va a detenerse ahora.

De “Loose”, la siguiente canción, se grabaron 32 versiones. Por qué ésta y no cualquier otra, casi es lo de menos, ésta funciona en el disco. Y demuestra que, a pesar de todo, entre la gente de The Stooges había varios perfeccionistas implicados. Iggy Pop, por ejemplo, hace lo que quiere con su voz, pero sin perder el control. La sección rítmica de Ron y Scott Asheton, a los efectos del tema, es magistral. La guitarra de Dave Alexander hace maravillas. Y la duda: ¿qué es el “it” de “I stick it deep inside”?

El alarido inicial de “T.V. Eye” se me aparece en todo tipo de sueños, durmiendo o despierto. Ver a algunas personas retroceder nada más empezar cuando les pongo esta canción con auriculares no tiene precio. Esa guitarra obsesiva, ese ritmo de fragua frenética… ¿dónde estarían el metal y el punk sin una canción como ésta? En algún punto de esta canción no se trata de complacer o agradar a la audiencia, sino de castigarla. La letra no es digna de Nobel: "See that cat?/Yeah, I do mean you/See that cat?/Yeah, I do mean you/She got a T.V. eye on me/She got a T.V. eye." Lo curioso es determinar quién es el “yo” del narrador, si un humano o un animal, por la fiereza y simplicidad de su actitud. La melodía de guitarra pasa por diferentes fases: un riff repetido, con variaciones de extensión, un solo descacharrante… y al final toda la banda se concentra en un solo acorde, con Iggy Pop gritando y haciendo algunos sonidos guturales. Pura excitación grabada en estudio, cerrada con un lacito final que devuelve, ni que sea momentáneamente, la sensación de equilibrio de los músicos.

El inicio de “Dirt” también es otra de mis obsesiones recurrentes. Como ya le pasara a “We Will Fall” en “The Stooges”, es una canción para cerrar la cara A del vinilo que es un falso aterrizaje suave. Que sea más lento no significa que sea mas inmediatamente digerible. En esa batería y en ese bajo hay algo de grasiento, de infeccioso, de amenazador, de “¿a qué no tienes lo que hay que tener para escuchar la otra cara del vinilo?”. Es hipnótico, con un guitarrista que podría presentarse con este trabajo ante el mismisimo Jimi Hendrix y hablar de sus cosas. “Do you feel it?”, canta Iggy Pop, con una voz que devora el micrófono, el cable, el equipo de sonido del estudio y la eternidad, completamente convencido de su capacidad de seducción.

“1970” no es estrictamente la continuación de “1969” de “The Stooges”. Es la energía de una noche que promete desde el primer grito de Iggy Pop. “All night, till i blow away” suena inequívoco. “I feel allright”, canta varias veces, algunas de ellas enfrentándose a un diabólico saxofón. Hay un momento en el que la banda se permite un vuelo libre, un coqueteo con el jazz (¿a lo Coltrane?).

“Fun House”, la canción, parece un tema de presentación de una banda en un concierto mientras en el tugurio van entrando todo tipo de monstruos inimaginables. Un ritmo rígido, la voz de Iggy Pop desafiando cualquier tipo de tutorial melódico, el saxofón de Steve Mackay uniéndose con plena intensidad a la fiesta. No llega a 8 minutos, y cuentan que hay otras versiones más largas y alocadas y, por tanto, exhaustivas. ¿Cuántas veces se puede tocar algo así en directo y quedar satisfecho?

“L.A. Blues” pone fin al álbum con una improvisación ya libre de cualquier tipo de atadura. Si la cara A sonaba como una bestia enjaulada forzando las rejas, en la cara B la jaula revienta y la bestia toma contacto salvajemente con la libertad. No hay nada rítmico, ni melódico, ni atmosférico, es el caos grabado. Nada que emparente a este grupo de Detroit con bandas hippies que estaban “freaking out” en las dos orillas de los Estados Unidos. Mientras muchos asocian la cultura punk con Sex Pistols o Ramones, varios años antes The Stooges les asfaltaba el camino, pagando el precio de su ruptura como banda. La búsqueda obsesiva y perfeccionista de la intensidad y la pasión quema. Eso sí: si alguien hubiera dicho en el año 1970, escuchando “Fun House”, que Lou Reed o David Bowie estarían muertos en el año 2016 pero Iggy Pop seguiría vivo y coleando, nadie le hubiera dado crédito.

... Link (0 comments) ... Comment


Online for 5246 days
Last update: 28/11/16 22:40
status
No estás registrado ... hazlo
menu
... home
... feeds
... temillas

... Antville.org home
Menú degustación

Anécdotas poco útiles
Anhelos poderosos
Discos de cabecera
El museo de Cheshire
Literatura animada
Mi tenis
Mis películas favoritas
Notas musicales
search
 
calendar
diciembre 2016
lunmarmiéjueviesábdom
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
noviembre
recent updates
Las previsiones de Nadal A
veces creo que Nadal es mejor analista que tenista, lo...
by Javi (28/11/16 22:40)
Evangelio según Juan Si el
resto de evangelios parecían la expresión del dolor por la...
by Javi (27/11/16 17:54)
Hechos de los Apóstoles Este
libro arranca como si se tratara de una segunda parte...
by Javi (27/11/16 17:50)
Post-Finales de la ATP 2016
Las finales de la ATP, el torneo de la élite...
by Javi (20/11/16 22:52)
"The Art of War" Sun
Tzu said: In the practical art of war, the best...
by Javi (16/11/16 22:57)
"Los enamoramientos" Alguien puede pensar
que Javier Marías se ha vendido. Que ha faltado a...
by Javi (11/11/16 20:39)
"Tu rostro mañana 3: Veneno
y sombra y adiós" Y Javier Marías remata su trilogía...
by Javi (11/11/16 20:37)
"Tu rostro mañana 2: Baile
y sueño" La segunda parte de la trilogía “Tu rostro...
by Javi (11/11/16 20:36)
"Tu rostro mañana 1:
Fiebre y lanza" No debería contar uno nunca nada. Así se...
by Javi (11/11/16 20:35)
"Mañana en la batalla piensa
en mí" Todo cortejo resulta ruin si se lo ve...
by Javi (11/11/16 20:33)
Cavernas paralelas

RSS Feed

Made with Antville
Helma Object Publisher